Pensar cómo pensamos

El ritmo frenético con el cual nos vinculamos día a día producto de un cambio en la forma de comunicarnos en el siglo XXI, con un creciente aumento en los últimos años, hizo que nuestro comportamiento haya sido moldeado. Se ve reflejado en varios ámbitos, pero en esta nota quiero centrarme en responder la pregunta ¿cómo y en qué estás pensando? considero que esta es un interrogante que poca importancia le damos, pero vital para mejorar nuestra performance.

Cuadro de texto

¿Cuántas veces durante el correr de esta semana te pusiste a pensar cómo estás pensando ¿y durante el último mes? ¿Sabes cuál es el impacto que tiene tu pensamiento en tu rutina y en tu labor diaria? ¿te lo cuestionaste alguna vez?

Nadie, ninguno en ninguna escuela cursa pensamiento I (uno) o introducción a pensar como estoy pensando y esto es crucial para el desarrollo de nuestra performance.

En muchos ámbitos, entre ellos la escuela, nos enseñaron que estábamos contentos porque nos fue bien en una prueba, que estábamos tristes porque perdimos en el futbol, que estábamos desilusionados porque nuestro equipo perdió, qué estábamos eufóricos porque perdimos nuestra billetera y así podríamos seguir hasta el hartazgo con innumerables ejemplos.
Ahora bien, las situaciones tal como nos enseñaron no generan emociones.
Pensemos en dos ejemplos: no estábamos enojados porque perdimos en el fútbol o tristes porque nos fue mal en un examen. Estábamos enojados por aquello en lo que estábamos pensando en el momento de perder el partido o tristes al momento de recibir la nota del examen. Estábamos atravesados por estas emociones, por aquello en lo que estamos pensando en el momento en que ocurrió el hecho. Son nuestros pensamientos y nuestras formas de darle significado a las cosas que nos pasan lo que nos hace sentir estas emociones.

Cada pensamiento me conecta con una forma de sentir distinta.
Por ejemplo si yo estoy pensando que: “soy un mal jugador/a”, “no sirvo para esto”, “no solo no juego bien al fútbol, sino que no tengo ninguna habilidad deportiva”, esta forma de pensar me conecta con una emoción determinada, en este caso podría ser tristeza.
La respuesta a ¿Por qué dos jugadores/as se sienten distinto ante una derrota? Está determinada por aquello que líneas arriba explicaba, el jugador número 1 está triste porque cree que jugó muy mal y el jugador número 2 está emocionalmente tranquilo porque piensa que “dejó todo”.

La importancia de saber cómo pienso viene acompañado de saber cómo me voy a estar sintiendo emocionalmente. No es lo mismo ir a trabajar entusiasmado que frustrado. Jugar un partido feliz que triste. Ninguna emoción está bien o mal en todo caso me permitirán rendir mejor o peor.

Para profundizar un poco más pensemos en el iceberg. El 11% es lo que está por arriba de la superficie, lo que podemos ver. En este caso es el comportamiento, que determina mi performance.

Si yo soy un jugador de fútbol y a los 2 minutos del partido me sacan la tarjeta roja producto de una patada que le dí al rival (Comportamiento) mi performance va a ser muy mala.

Cómo nos comunicamos

Mujer con megáfono

Tal como menciono Albert Mehrabian, profesor de psicología en 1967, nuestra comunicación sigue la regla del 7% -38% -55%
El 55% del significado del mensaje proviene del lenguaje corporal visual: gestos, postura y expresión facial. El 38% deriva del elemento no verbal del discurso; esto es, el modo en que se dicen las palabras: tono, velocidad, inflexión. Tan sólo el 7% proviene de las palabras; es decir, el contenido del mensaje.

Nuestra forma de comunicar, con nosotros y con los demás está en coherencia constantemente.
Detenerte a escuchar tu voz interna podría marcar la diferencia siempre y cuando vos así lo desees.

No se trata de escuchar solamente tus pensamientos, si, es el primer paso para luego seguir con la pregunta ¿Qué quiero que pase a partir de ahora? ¿Dónde quiero estar? ¿Qué quiero lograr con esta forma de pensar?

Cambiar la forma de pensar, hará que cambies la forma de sentir y a su vez que cambies la forma de hacer las cosas para logres los resultados que vos queres.

Suscribite y recibí nuestro Resumen Semanal

Además de conseguir descuentos especiales solo para suscriptores.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

Los datos no serán utilizados con fines comerciales. Puede darse de baja en cualquier momento

Diego Lerner

Docente desde hace más de 10 años.
Coach Ontológico desde el año 2015.
Coach Formador, dedicado al Coaching Deportivo y educativo.
Se ha especializado mediante diversos cursos en Mentoring, perfeccionamiento, coaching deportivo y neurociencia.
Apasionado por la educación alternativa.
Editor responsable de un blog sobre temas vinculados a la educación.
CEO en BTCJ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *