Habilidades blandas claves en el actual reclutamiento laboral

Las habilidades blandas son cada vez más requeridas por las empresas de la actualidad. ¿Querés desarrollarlas favorablemente? Mirá esta nota.
No hay dudas que en la actualidad, los trabajos están atravesando un proceso de automatización que va en aumento y parece ser primordial en un futuro cercano. Mientras los robots, la inteligencia artificial y las aplicaciones que favorecen la automatización de tareas específicas crecen, las habilidades blandas solicitadas a los empleados a la hora de entrevistarlos, parece ir en aumento.

Es que, estas aptitudes y habilidades especiales se encuentran en falta en los ordenadores y apps artificiales, con lo cual, junto a las competencias digitales, suelen ser solicitadas y muy valoradas por la cultura empresarial de hoy.
De acuerdo al informe realizado por la compañía Accenture Strategy, las habilidades humanas relacionadas a la inteligencia emocional, liderazgo, empatía, creatividad y pensamiento crítico puede llegar a reducir la actual pérdida de trabajo que suele ocasionar el aumento de las plataformas de automatización.

Conceptual image of businessteam working cohesively. Interaction and unity


El informe asevera que si el número de trabajadores que potencian estas aptitudes se duplica, el valor de empleo con riesgo a ser automatizado en el año 2025 en los EE UU puede llegar a reducirse hasta en un 10%. Una tasa sumamente importante.

El mundo empresarial cambia constantemente debido a las nuevas herramientas digitales que aparecen año tras año

8 habilidades blandas para potenciar

Mientras las empresas se digitalizan y cambian rápidamente adoptando nuevas herramientas y estrategias en el mercado, focalizar tus esfuerzos en potenciar las  habilidades blandas puede favorecerte en la búsqueda laboral de forma notable.

Mirá algunas de las más importantes para Udemy, una de las plataformas de formación online más prestigiosa del mundo.

1. Saber gestionar los conflictos

Puede que esta sea una de las aptitudes humanas más valoradas por las compañías ya que disponer de buenos criterios para gestionar los conflictos que aparecen tan a menudo en las diversas áreas de una empresa, se torna fundamental para promover un agradable ambiente de trabajo.

2. Capacidad para gestionar los tiempos laborales

 El mundo digital nos proporciona un centenar de herramientas para agilizar las actividades laborales: Chatbot, correos electrónicos, redes sociales, plataformas de colaboración en línea, entre otras.
Sin embargo, saber organizar y optimizar el tiempo de cada tarea laboral resulta sumamente necesaria para que los resultados sean óptimos y las nuevas tecnologías puedan ser aprovechadas a la perfección.

3. Manejar el estrés

El ambiente laboral actual con sus dejos de competencia feroz, la búsqueda de resultados óptimos en poco tiempo y la vorágine de los cambios constantes del mercado, pueden estresar a más de un trabajador.
Ser consciente de ello y trabajar el estrés cotidiano es una de las habilidades blandas más solicitadas por las empresas.

4. Correcta comunicación

¡La buena comunicación dentro de una compañía lo es todo! ya que definen a un buen líder y eso es lo que buscan las empresas de hoy: liderazgo. Las competencias comunicativas promueven comunicación clara y concisa tanto escrita como oral.

5. Vocación de servicio hacia el cliente

Un buen trabajador debe tener en claro que el rey de la compañía es el cliente.
Cuando éste percibe una experiencia positiva suele compartirlo con sus contactos y motivar a otros para que se ¡sumen a adorar a la empresa! ¡Y ello es un valor único! porque representa fidelización y retención de clientes lo cual lleva a un aumento de la rentabilidad empresaria.

6. Inteligencia emocional


Si un empleado es consciente de los demás, controla y expresa sus emociones adecuadamente estará impactando favorablemente en su rendimiento laboral y en el de los demás compañeros de trabajo.
Ser feliz dentro del ambiente empresarial es una aptitud muy valorada por los jefes.

7. Ser productivo personalmente

Trabajar sobre las posibles causas de distracción en las tareas del trabajo representa la productividad de un empleado. Dejar de lado el celular para ocuparse de las actividades, alejarse del ruido o charlas en la oficina, ayudan a mejorar esta cualidad.

8. Adaptarse a los cambios

Lo dijimos al inicio de esta nota: el mundo empresarial cambia constantemente debido a las nuevas herramientas digitales que aparecen año tras año. Un empleado modelo ha de estar a la vanguardia de estas tecnologías para aportar valor a la compañía, adaptándose conscientemente a los cambios dentro de su área de trabajo.

Suscribite y recibí nuestro Resumen Semanal

Además de conseguir descuentos especiales solo para suscriptores.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

Los datos no serán utilizados con fines comerciales. Puede darse de baja en cualquier momento

Federico (Admin del blog de BTCJ)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *