Detox urgente

(O el derecho a la desconexión en tiempos de pandemia y teletrabajo)

Las redes sociales y las nuevas formas de conexión vienen cambiando la forma de relacionarnos con nuestro trabajo: mensajes de WhatsApp fuera de horario laboral, mails con carácter de urgencia un sábado y el peligro inminente del síndrome burn out. En este marco, ¿cómo hacemos para desconectarnos de las exigencias laborales en un momento donde prima el teletrabajo por motivos de salud?.

En esta nota van algunas alternativas no solamente para poder manejar esta problemática que se da hoy de forma acelerada, sino además algunas herramientas que permitirán  organizarnos de forma más eficiente en los horarios que efectivamente dedicamos al trabajo

Mujer e hijos
Sindrome de burnout

No es una necesidad, es un derecho. 

Si pensamos que no existen marcos normativos para pensar que apagar la PC o no responder un mensaje fuera del horario laboral, te tengo una buena noticia: En países como Francia el derecho está regulado desde el año 2017. En una nota periodística de Telam Sofia Scasserra nos advierte los peligros que subyace el ver como una «aptitud» el poder contestar mensajes laborales fuera de horario.

En general son los trabajadores varones quienes tienen esa posibilidad de responder de forma más rápida. Por lo tanto ellos serán quienes tengan mayor posibilidades de ascenso, y en el caso de las trabajadoras mujeres que aún ocupan una mayor de su cantidad de tiempo libre en tareas del hogar o de maternidad, se verán con menor posibilidades en su trayectoria laboral.

Es cierto que este contexto redujo mucho la brecha entre la vida privada y laboral de las personas. Sin embargo, no hay que olvidar por qué existió el famoso “tiempo recreativo” en la pre-pandemia: El tiempo libre SANA, nuestros hijos necesitan tiempo con nosotros por fuera de hacer la tarea o vernos haciendo una video llamada.

Nuestra mente necesita oxígeno, necesitamos tomar aire, hacer ejercicio o ir a tomar algo con amigos para que podamos relajarnos. Ni hablar si nuestro trabajo tiene un componente creativo fuerte: Albert Einstein decía que la creatividad es nuestra inteligencia divirtiéndose ¿Cómo logramos potenciarla si no tenemos un fin de semana o 5 horas en la semana para divertirnos?

La tecnología es una gran ayuda, aunque parezca la villana. 

Chicas riendose
Tiempo libre

Existe la posibilidad de mandar mails programados para que lleguen en los días que corresponden. Además en las redes sociales internas podemos proponer espacios de relax o sorteos para recrear nuestra mente también en los horarios de trabajo y que las redes de la empresa no se conviertan en notificaciones que llegan siempre tanto dentro y fuera del horario laboral. Los límites, la reconversión de los espacios y la empatía no solo son claves para evitar un malestar a distancia, sino además para potenciar nuestras aptitudes y sacarle provecho a este momento tan difícil.

Lo que las metodologías ágiles pueden ofrecernos

Obviamente nuestra propia auto exigencia nos lleva a caer en mensajes labores muchas veces fuera del horario laboral por no llegar a cumplir pendientes y ni hablar si es una tarea nueva y no estamos acostumbrados a trabajar a distancia. Sin embargo, las metodologías ágiles se nos han presentado en esta época: Scrum o Kanban nos permiten no solo potenciarnos de forma colaborativa y mejorar la comunicación con nuestro equipo, sino además poder organizarnos mejor nosotros mismos en pos de terminar nuestras tareas en los horarios laborales y mejor organizados.

Todo se puede. Estamos en tiempos de reconvertirnos y  de mejorar. Las tecnologías no son una excusa para acelerar viejos vicios que no funcionan y no son una molestia para los equipos de trabajo: Podemos utilizar esta posibilidad para cambiar, mejorar, conocernos desde otros lugares y potenciar nuestras habilidades. Aprovechémoslo, porque quizá sea un tren que no vuelva a pasar dentro de mucho tiempo.


Suscribite y recibí nuestro Resumen Semanal

Además de conseguir descuentos especiales solo para suscriptores.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

Los datos no serán utilizados con fines comerciales. Puede darse de baja en cualquier momento

Ignacio Pontoriero

Hola! Soy Roy Pontoriero (Si, Ignacio es mi nombre, pero Roy tiene una mística histórica de mi pasado como compositor y quedó como mi nombre artístico). Arranqué con mi pasión por la escritura a los 14 años cuando el rap era solo Eminem y 50 cent y no existían los Dukis ni los Paulo Londras: el rap era algo raro y de batallas de freestyle ni se hablaba. Luego a los 18 descubrí que aquello que escribía como temas musicales podía ampliarlo a contar historias desde el lado de los cuentos, imaginar, crear personajes y situaciones. Pero eso duró poco, quizá porque siempre hubo un loquito en mi que se preocupaba por la realidad social, y más allá de crear e imaginar sentía que tenia que hacer algo para modificar aquellas cosas que no me gustaban, y en el periodismo encontré eso: la forma de combinar investigación y escritura para poder visibilizar aquellas problemáticas que entiendo desde mi punto de vista, nos afectan en distintas formas a todos. Hoy en día las cuestiones de género, las convergencias mediáticas y el avance tecnológico sobre el mercado laboral son los temas que me interesan, y con las mismas ganas que escribí temas, armé cuentos y escribí mis primeras notas de fútbol me comprometo a poder con mi pluma (o teclado hoy en día...) ser una herramienta de cambio para los objetivos que el medio tenga, acompañarnos, cambiar y crecer ¿Existe algo mejor que eso en el mundo de la comunicación? Si es así, me gustaría descubrirlo con ustedes...
Saludos y ojala esta aventura periodística sea divertida y constructiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *