¿Por qué decimos que buscar trabajo es un trabajo?

Cómo optimizar la búsqueda de trabajo.

“Estoy todo el día mandando CVs.”, “Ya me conozco todos los portales de empleo.”, “La búsqueda de trabajo es agotadora.”, “Ah… es que buscar trabajo es un trabajo”.
Frases típicas si las hay. Seguro te lo dijeron tantas veces como se lo dijiste a otras personas.

Y es que, efectivamente, si nos remitimos a la definición que encontramos en cualquier diccionario, vemos que “trabajo” significa por ejemplo: “Cosa que es resultado de la actividad humana.”, así como “trabajar”, puede referir tanto a “Ocuparse en cualquier actividad física o intelectual.”, como a “Tener una ocupación remunerada en una empresa, una institución, etc.”. O sea, que, como verás, el trabajo no necesariamente es una actividad remunerada. Buscar trabajo, ya de por sí, literalmente es un trabajo.

La búsqueda de trabajo.

Pero lo que me interesa en realidad no es escribir definiciones de diccionario, sino que pensemos en este proceso para que no solamente busques trabajo, sino que además lo hagas de la forma más efectiva posible y por ende, fundamentalmente, ¡encuentres ese trabajo!

¿Qué buscamos cuando buscamos trabajo?

Empecemos por acá. Para mi, el primer paso para una búsqueda efectiva, es definir qué es lo que vas a buscar. Esto te va a permitir hacer cierto recorte respecto a dónde postularte.
La primera respuesta quizás esté asociada a factores económicos, porque claramente, el trabajo remunerado es indispensable para cubrir nuestras necesidades básicas. Y en ese caso, lo más común es no hacer ningún recorte ni selección especial, sino postularse a cuanto aviso de empleo veamos.

Pero te invito a pensar en otros factores. Por ejemplo, muchas personas me han dicho que estan en búsqueda de trabajo porque:

  • Quieren aportar algo a la sociedad: especialmente en esos empleos en los cuales las personas se ven íntimamente involucradas. Es el caso del personal de salud, docente, que trabaja en ONGs, en organismos públicos, en cargos en donde pueden ver cómo su función afecta directamente las vidas de quienes le rodean.
  • Es una forma de establecer vínculos, conocer gente, hacer amigos, socializar (¡qué importante en estos tiempos pandémicos!).
  • Tener un lugar de pertenencia: me refiero a esas personas que sienten que el lugar donde trabajan es parte de quienes son. A veces esto es alentado desde las mismas organizaciones creando una cultura, tratando de generar determinado clima laboral, inventando apodos para las personas que trabajan allí (Por ejemplo, en FluxIT les dicen fluxers), haciendo uso de hashtags en sus redes sociales que los y las trabajadoras van adoptando (Por ejemplo, Ualá usa #SomosUala). Otras veces, se da de forma más espontánea, y otras veces no tiene tanto que ver con la organización en si, sino con pertenecer por ejemplo al sindicato que agrupa a esas empresas.
  • Por una cuestión vocacional: poder trabajar de aquello que estudiamos, de aquello que nos gusta, que nos apasiona.
  • Porque tenemos otro proyecto para el cual necesitamos un ingreso económico: estudiar una carrera o hacer cursos de formación profesional, arrancar un emprendimiento propio, hacer un viaje, etc. Que si bien, tienen obviamente una cuestión económica asociada, el trasfondo es otro.
Personas en búsqueda de trabajo.

Te invito a que te tomes unos segundos para completarte mentalmente esta frase: “Estoy en la búsqueda de trabajo porque…”.

En conclusión, si para vos es fundamental, por ejemplo, que tu trabajo guarde relación con tu vocación, pero te postulas a cualquier otra cosa, es probable que esas postulaciones no prosperen. Para el selector que sabe que en realidad estarías allí sólo hasta que encuentres algo que te guste más, no le vas a resultar de los candidatos más interesantes.
Con esto no te quiero desmotivar, ya se que tal como dije anteriormente también está el factor económico y a veces eso impera más que la posibilidad de trabajar en algo que nos guste. Pero es importante que puedas prepararte para las entrevistas y encontrar en esos posibles trabajos que no están alineados con tu vocación algo que igualmente te pueda resultar atractivo.

¿Se cuál es mi trabajo ideal?

Para responder a esta pregunta, podés empezar por pensar esta situación hipotética: “Si pudiera trabajar de cualquier cosa, ¿qué elegiría y por qué? ¿Qué tendría de positivo y de negativo ese trabajo?”.

Te digo más, esta misma pregunta muchas veces aparece en entrevistas laborales. Por lo que pensar en esto te va a servir tanto para orientar la búsqueda de trabajo, como para llegar con una mejor preparación a una entrevista.

Desde ya, si la pregunta apareciera en una entrevista, mi sugerencia es dar opciones “realistas” o realizables. Si yo planteara hoy en día que quisiera ser jugadora de hockey profesional si nunca en mi vida practiqué este deporte, va a ser muy complicado. Lo ideal sería responder algo que esté más o menos alineado con el puesto por el cual me están entrevistando.

Si no supiste cómo responder, o directamente no sabés cuál es tu trabajo ideal, no desesperes. Probablemente mi primer trabajo no sea el ideal, e incluso es muy probable que con los años vaya cambiando mi idea de trabajo ideal, pero necesito aunque sea saber en qué me gustaría trabajar para poder hacer un plan al respecto. Para poder capacitarme, formar redes de contactos, empezar a conocer el mundo laboral en relación a este trabajo.

Otras preguntas que nos podemos hacer para orientar la búsqueda de trabajo:

  • Si pudiera trabajar en cualquier empresa, ¿cuál elegiría y por qué? ¿Cómo me imagino que sería trabajar ahí? Lo importante es que puedas responder esta pregunta para entender un poco más a dónde postularte. Y en lo que respecta a una entrevista, si te hicieran una pregunta así, la clave está en la justificación que des y cómo se relaciona con la empresa. Si yo se que el lugar de trabajo me va a quedar super lejos y mi respuesta es que elegiría la fábrica de la vuelta de casa porque me queda cerca, bueno, ahí un poco estamos en problemas. Da como para replantearse la búsqueda.
  • ¿Qué factores harían que acepte o que no acepte una propuesta laboral? En los primeros trabajos en general estamos un poco menos en condiciones de elegir, porque el no tener experiencia, ya es de por sí una complejidad para conseguir trabajo. Pero no está de más que te puedas hacer esta pregunta. Por ejemplo, sobre la distancia y el viaje que voy a tener para llegar al lugar de trabajo, o quisiera trabajar hasta tal hora, o no quisiera entrar antes de tal hora, o sobre los horarios rotativos, sobre las tareas a cumplir, etc.

Así que ya sabés, que “buscar trabajo es un trabajo”, no es ni un mito ni una simple frase popular, es una gran realidad.
¡Espero que estos tips te ayuden con tu búsqueda!

Suscribite y recibí nuestro Resumen Semanal

Además de conseguir descuentos especiales solo para suscriptores.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

Los datos no serán utilizados con fines comerciales. Puede darse de baja en cualquier momento

Denise Rostkier

Soy Lic. en Psicología graduada de la Universidad Maimónides y Grafóloga del Instituto Superior Emerson.
Mi experiencia profesional se compone de diversas áreas ya que me desempeño como reclutadora IT, analista de RRHH, docente universitaria, y además en orientación vocacional y psicología clínica.
Tengo un espíritu curioso, me gusta investigar y conocer diferentes opiniones. Amo las películas basadas en historias reales y las charlas mate de por medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *