Bienvenidos al Siglo XXI

Bienvenidos al siglo XXI, bienvenidos sean los de la década del 60’, del 70’, al mundo virtual. Bienvenidos a la era que encuentra la pantalla táctil a la par de sus primeros pasos en la vida. Qué competencia difícil nos espera ¿no?, Con cuanta desventaja contamos ¿no?, ¿Y los 20 años de experiencia con los que contamos? ¿El chico de 28 años ahora vale más que eso? Cuántas preguntas vale hacerse y cuánta preocupación puede andar por nuestras mentes. Un día somos los conocedores de la verdad absoluta y al siguiente nos encontramos “amenazados” por una generación de la cual debemos aprender y que viene con conocimientos y habilidades incluidas en su “chip mental” desde el inicio.

Podemos creer que con nuestro título universitario y el titulo de jefe o director es suficiente para hacer nuestro trabajo “bien” o suficiente para que la organización siga viva. O podemos empezar a relajarnos y dejar esa defensiva para que como dice el famoso refrán, “si no puedes contra el enemigo, únete a él”. Yo bien diría “aprender de él”. Dejemos de creer que la tecnología es inútil e inofensiva porque a partir de allí es desde donde nacen los puestos más solicitados al día de hoy.

Empecemos a abrir nuestras mentes para recibir esas habilidades que hace un par de años creíamos inexistentes o de escaso valor. La INTELIGENCIA EMOCIONAL, la COMUNICACIÓN, la GESTIÓN de NUESTRO TIEMPO, el LIDERAZGO, La GESTIÓN DE PROYECTOS, la GESTIÓN DE EQUIPOS, son unos de los pocos entre tantos puntos que deberían ser excluyentes y ya incluidos en su “chip mental”. Un jefe que tiene a cargo más de una o dos personas por empezar, cuentan con una responsabilidad muy importante como para no tener insertadas estas capacitaciones en su carrera y creo que la mayoría no es consciente del poder que tiene a su cargo.
Conducen un equipo, pero por sobre todo, conducen PERSONAS.  Cada persona en base a los estándares de horas y vida social, pasa 9 de cada 24hs de su día rodeado por su entorno laboral. Esto incluye a las tareas, compañeros, y por sobre todo líderes.
Quienes indican las tareas, dan los ok frente a proyectos o permisos a las solicitudes que puedan hacerse. Por eso es que confirmo y puedo reafirmar una vez más que quienes tienen algo de responsabilidad frente a sus narices, son los que más NECESITAN de estos conocimientos.

Por empezar, sin Gestión del Tiempo, probablemente sean los primeros en decir que el día no les alcanza para todas las tareas que deben realizar, y creo poder reafirmar que el problema no es el de las horas del día que creó el universo, sino el de la persona que no conoce las palabras PRIORIZACIÓN y PLANIFICACIÓN.

Si hablamos de una consultora, que hoy en día existen por todos lados, ya sea de RRHH, de seguros, de telecomunicaciones o informática, entre otras, lo que sea, hablamos de CLIENTES. Y la clave está siempre en el MODO en que COMUNICAMOS y recibimos las mismas. Creo que podemos comunicar el mismo contenido y el mismo puede ser percibido de maneras totalmente diferentes en base a las palabras, el tono que usamos al hacerlo e incluso el modo de nuestra postura.
La INTELIGENCIA EMOCIONAL. Debería ser la segunda capacitación más importante para aquellos directores tan prestigiosos. Es la base para el saber cómo actuar, cómo COMUNICAR, cómo conducir un equipo y por sobre todo a esas PERSONAS.

Si me preguntan el por qué, eso fue solo el principio. No creamos que el título de la universidad ni la oficina que nos dieron en la empresa nos hace capaces de hacer todo bien. La capacitación continua es lo que nos hace estar al día de aquellas generaciones que siguen llegando a los nuevos puestos de trabajo con esas habilidades y flexibilidad al cambio que tantos buscan hoy.

2 comentarios en “Bienvenidos al Siglo XXI”

Deja un comentario