¿A qué apuntamos cuando buscamos trabajo?

Cuando nos encontramos en la búsqueda de trabajo, ¿en qué pensamos?, ¿Qué proyectamos?, ¿Estamos satisfechos con nuestro CV?, ¿Logramos ver más allá de lo lindo que quedo?


Cuando nos ponemos en marcha para armar el curriculum, siempre queremos dar la mejor impresión de nosotros mismos para que quien lo lea, tenga ese momento de iluminación y piense “quiero que esta persona trabaje en la empresa” o “éste es el indicado”, pero ¿la importancia solo está en cómo es nuestro CV? ¿Pensamos en quién lo recibirá?


La búsqueda de trabajo no está solo conformada por el curriculum, esta es solo una de las varias “patas” que puede tener este camino tan difícil. Cuando buscamos, tenemos que tener en cuenta quién lo va a estar recibiendo y si yo realmente le “serviré” a esa compañía.
Yo me pregunto, ¿cuántas veces leemos las postulaciones, los requisitos y tareas a realizar de alguna búsqueda de empleo desde el inicio hasta el final? ¿Realmente nosotros nos postulamos cuando sentimos que cumplimos o con tan solo ver que el título de la búsqueda puede ir conmigo (que en realidad ni conocemos) ya nos postulamos?

Tengamos en cuenta que todas nuestras acciones hablan de nosotros.
La forma de hablar y actuar determinará nuestro próximo paso y por tanto nuestro futuro.

Seamos conscientes y dediquemos el tiempo necesario a conocernos antes de hacer un CV, y a saber a dónde queremos apuntar antes de mandarlo. Si apuntamos a algo más específico seguramente encontremos el trabajo que realmente deseamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *