5 Lecciones de Steve Jobs que todos debemos tener en cuenta para nuestra vida

 Steve Jobs fue una de las personalidades más destacadas de nuestro siglo, un emprendedor visionario que comenzó con unos pocos dólares en sus bolsillos, fundó una de las empresas más importantes de la historia y revolucionó el mundo de la tecnología. Pero su éxito no fue lineal y ascendente, sino que tuvo que sobreponerse a muchas caídas y frustraciones, pero siempre se volvió a levantar y siguió intentando.

 El éxito de Steve Jobs se debió a su constancia, su trabajo duro, su esfuerzo, su educación y a las lecciones de vida que fue aprendiendo con el correr de los años. Estas lecciones aprendidas por el fundador de Apple, deben ser tomadas en cuenta por todos aquellos que quieran alcanzar el éxito en su vida personal y laboral. En esta nota voy a repasar las 5 lecciones de vida que nos dejó Steve Jobs, que mi parecer son las más importantes.

1- Si uno quiere triunfar en la vida, debe sentir amor por lo que hace

 Esta lección, Steve Jobs la dejó en claro durante un discurso que brindó a los graduados de la Universidad de Stanford en el año 2005. Luego de contar su vida y mencionar sus éxitos y fracasos, Steve Jobs comentó: “A veces, la vida te da en la cabeza con un ladrillo. No pierdas la fe. Estoy convencido de que la única cosa que me mantuvo en marcha fue mi amor por lo que hacía. Tienen que encontrar qué es lo que aman. Y esto vale tanto para sus trabajos como para su vida personal”.

2- Sigue hambriento, sigue loco

 Steve Jobs leyó esa frase cuando era joven, en el último número de la revista “The Whole Earth Catalog” de Stewart Brand y desde ese momento comenzó a aplicarla para su vida personal. Sin dudas lo cumplió, Steve Jobs siempre estuvo a la vanguardia, creando, transformando y reinventando todo lo que estaba a su alrededor. La frase también quedo inmortalizada en aquel discurso que dio a los graduados de la Universidad de Stanford en 2005.

3- Siempre hay que levantarse y seguir caminando hacia adelante

 Steve Jobs también se equivocó y lo pagó caro: “Soy la única persona que conozco que ha perdido 250 millones en un año”. Pero esto no le impidió seguir apostando por lo que él creía y buscaba. Al momento de su muerte, su fortuna se valoraba en 8.300 millones de dólares y Apple era la empresa con mayor capitalización bursátil del mundo (350.000 millones de dólares).

4- Hay que saber decir que no

 Muchas veces, debemos aprender a decir que no a muchas ideas buenas, para enfocarnos en los objetivos que buscamos alcanzar. El propio Steve Jobs comentó en la revista Business Week en 2004: “La gente piensa que enfocarse significa decir sí a aquello en lo que te enfocas, pero no es así. Significa decir no a otros cientos de ideas buenas que hay”.

5- Saber comunicar tus ideas es la clave

 Otra de las lecciones que nos deja Steve Jobs es el poder de la palabra. Si no sabes comunicar tus ideas, nadie las comprenderá y no las podrás convertir en valor. El lenguaje, la postura y las emociones expresadas son claves a la hora de comunicar una idea. Esto Steve Jobs lo tenía bien claro y fue uno de los pilares que permitieron el éxito de Apple. Las presentaciones de productos de Apple eran vistas por millones de personas en todo el mundo y se volvieron un fenómeno mundial, todo el mundo estaba al pendiente de los lanzamientos y los discursos de Steve Jobs.

Deja un comentario